En el desierto (4)

desierto

Tras varias jornadas de ayuno, expuesto a las extremas temperaturas del desierto, este hombre ya se ha ido encontrando con algunas revelaciones. «¡Aaah, esto debe ser lo que llaman una gran superficie!», piensa mientras afirma lentamente con la cabeza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: