En el desierto (22)

Se acerca la Semana Santa y a nuestro anacoreta le da por reflexionar: “¿Por qué demonios todo el mundo felicita la Semana Santa? ¡Felices vacaciones de Semana Santa, Manu! ¡Pásatelo muy bien en Semana Santa, Úrsula! ¿Pero es que ya nadie se acuerda de que en Semana Santa se celebra la pasión, muerte y resurreción de Jesucristo, que no es momento de felicidad ni de pasárselo bien? ¿Todos han olvidado que la Semana Santa es el paradigma del dolor y el sufrimiento? ¡Joder! Las despedidas en la oficina deberían ser algo así como ¡Que sufras mucho esta Semana Santa, Manu! ¡Igualmente Lisandra, que pases un auténtico calvario!”. Este asunto saca verdaderamente de sus casillas a nuestro amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: